Ayer llegué al hospital por mi propio pie, con dificultades, pero andando. Una vez instalado en mi habitación pude ir al baño sin problemas la primera vez, pero ya por la noche cuando volví al baño me costó bastante y al regresar a mi cama tuve un buen apuro, porque me costaba respirar y no me llegaba el oxígeno de la mascarilla.

Por la noche dormí muy bien, a pesar de que a las 5 de la mañana ya estaban preparando a mi compañero para una biopsia. Yo tengo un truco para que no me afecten los ruidos del hospital y es dormir con la radio puesta y un auricular, el de la oreja que no apoyo en la almohada. La radio a mi me permite dormir y me relaja y además en el hospital hace que no perciba el ruido típico que suele haber en las habitaciones.

Por la mañana ya no me dejaron levantarme de la cama, me dijeron que andaba algo justo y que mejor que no. Tenía razón la enfermera, porque solo lo que fué desayunar ya me cansé un montón. Intenté leer el periódico y no lo acabé porque me costaba sujetarlo abierto. El aseo en cama también me dejó agotado, por eso pienso en lo bien que hice ingresando ayer, porque hoy ya lo hubiera pasado mal en casa y me hubiese costado mucho esfuerzo venir.

Desde las 12 de la noche ya me están poniendo antibiótico en vena, inhalaciones y por supuesto el oxígeno con el venti-mask. Esta mañana me han hecho una gasometría, que no es más que una analítica de sangre extraída de una arteria, no de una vena como se suelen hacer las analíticas, y en ella miden el porcentaje de O2, el de CO2 y el PH de la sangre. Es una medida mucho más exacta que la saturación que se toma en el dedo con el pulsioxímetro.

Pasaron unos doctores a verme, mi neumóloga los martes está en otro hospital del SERGAS, me exploraron bastante, creo que más por aprender, porque dos de ellos tenían pinta de alumnos y el otro les explicaba. Parece ser que detectaban “ruidos” en el bronquio principal del pulmón izquierdo, también se centraron en la hendidura que tenemos debajo de la nuez, no se porqué, pero me pareció entender de que hablaban de presión negativa al inspirar, es decir se hundia cuando trato de respirar, ya investigaré sobre ello a ver si aprendo algo más. También me pareció entenderles que me iban a pedir una espirometría, que es una prueba que sirve para medir la capacidad pulmonar y los volúmenes de aire inspirado. Es una prueba que no me gusta nada, porque al estar así me exige mucho esfuerzo y además me entra tos, simplemente se trata de inspirar y después soplar muy fuerte por un tubo, algo sencillo, pero que a mi me agota. De todas formas si me la hacen estará bien saber como ando, porque la última fué hace casi un año y estaba al 38% de capacidad pulmonar.

Artículos relacionados:

  1. Al menos un día más en el hospital
2 Respuestas a “Menos mal que ingresé ayer”
  1. Jordi dice:

    holaa iván..
    veras como ese antibiotico que tienen para las grandes ocasiones te irá bién a tí… ;-) seguro que lo tienen bajo llave para dominar a los microbios resistentes… por cierto para tí y para los que te leen, no os olvideis mañana en ver Comando Actualidad en la 1ª a las 22,30, que hacen un reportaje sobre donaciones y trasplantes, todo sirve y mucho para concienciar a la gente no?
    ánimosss
    Jordi

  2. Ivan dice:

    Si Jordi, ya les dije que sacaran la botella de Antibiotic Gran Reserva y que me pogan de esa.

    Lo de Comando Actualidad es cierto, se me había pasado, pero ya que me lo has recordado voy a dedicarle un artículo, que uno de los objetivos del blog es conciencia sobre la necesidad de donar órganos.

  3.  
Deja una Respuesta

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Analytics Plugin created by Web Hosting

Powered by Hotel Presidentterme