Archivo de 29 marzo 2011


Me lo ha confirmado hoy el médico. Simplemente hay que esperar a dar 14 días el antibiótico para no crear resistencias y como sólo lo hay intravenoso, pues a quedarse en el balneario unos días más. Al menos así ya puedo planificar mis cosas.

Comments 6 Comentarios »

Ese es mi parte médico de hoy y de ayer. Los médicos que vienen a verme no aclaran mucho y cuando les pregunto por la molestia en el pulmón derecho, que si es de la infección o si es de avance de mi enfermedad, dicen que es difícil saberlo con todo lo que tengo, no parece de la infección porque los parámetros han mejorado, la saturación, el pulso, etc. Sugieren que puede ser muscular, porque con los dolores, la tos, se producen pequeñas contracturas, bla, bla, bla.

Creo que ya he mejorado hasta el punto que puedo mejorar y ya me voy a quedar así estable, es decir, para estar en reposo relativo muy bien, hacer cualquier otra cosa como levantarme para ir al baño, caminar algo, etc. me va a bajar la saturación y las tendré que hacer con mucha calma, así que ya me voy mentalizando y se trata de adaptarse para esperar así el trasplante.

Hoy vino el doctor acompañado de mi neumóloga y quería auscultarme por “algo que habían oído ahí”, otro ya se habría asustado, yo no, cuando acabaron la doctora dijo “Bah, Iván ya tuvo ruido siempre, así que yo no veo nada”, el otro dijo algo así “si, ahora ya no parece algo solo inspirativo”, los miré con cara de decir ¿qué?, la doctora me miró, sonrió y me dijo “nada, no te preocupes, cosas nuestras” y yo le respondí “Pues nada, todo bien mientras no sean cosas mías”.

Comments 2 Comentarios »


A la famosa frase de Nietzsche, yo le añadiría “y te ayuda a abrir los ojos”

Mucha gente se pregunta ¿cómo puedo estar yo tan animado y optimista con la grave situación que vivo? Yo la verdad exactamente no lo se, soy el primer sorprendido. Supongo que será la combinación de muchas cosas, lo primero la gran labor que hizo conmigo Palmira Ric, la psicóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer, algo harán las pastillitas de la psiquiatra, porque mi gran objetivo cuando enfermé fué mantenerme bien mentalmente, porque en caso contrario el tiempo que me quedase estaría muerto en vida y parece que lo hice bien, con la ayuda de estas dos profesionales, aunque quiero destacar la anotación de la psiquiatra en mi expediente que puso “Actitud admirable”.

Por otra parte están los efectos del perfeccionismo que he ido forjando debido a una deformación profesional que empezó en mi etapa de jugador profesional de baloncesto, en la que aprendes que los números uno son como todos pero se diferencian sobre todo en los pequeños detalles, pues son estos los que al final marcan la diferencia. Este mismo espíritu tuve en mi etapa de profesor de ofimática, ser mejor que los demás en donde otros no llegaban, pues lo general lo conocemos todos y más o menos todo lo hacemos bien. Todo esto me ha ido reforzando una personalidad perfeccionista.

Si a esto le añadimos el grave error médico que sufrí, tenemos que ya no me fío ni de mi sombra y que intento supervisar todo, lo que ha hecho que descubriese una gran cantidad de errores en mi historia clínica y ayudase a descubrir el grave error. Además el saber más de mi enfermedad que mis propios médicos, me ha permitido sortear dos negativas al trasplante pulmonar hasta conseguir que me aceptaran. He sorteado ya varias veces la muerte gracias a estar pendiente de todo mi proceso y claro, esto no hace más que potenciar mi perfeccionismo.

Lee el resto de esta entrada »

Comments No Hay Comentarios »

Analytics Plugin created by Web Hosting

Powered by Hotel Presidentterme