Archivo de 1 marzo 2011

Hace ya 8 días que estoy con antibióticos y con corticoides, y aunque los primeros días mejoré algo, los dolores y las flemas desaparecieron, la cosa no va bien porque no recupero la saturación y me cuesta mucho hacer el más mínimo esfuerzo y además parece que me vuelve a aumentar la tos y las molestias.

Saturación con oxígeno a 3 l/min: 95%

Saturación sin oxígeno: 90%

De todas maneras me sigo manteniendo todo lo activo que puedo, aunque pase mis apuros con la disnea y a veces hasta noto el corazón que me dice… ¡basta!

Comments 2 Comentarios »

A veces me pregunto que es lo que hace que pueda seguir adelante con tanto ánimo y con tantas ganas de vivir, supongo  que son muchas las razones y la explicación más básica supongo que será por puro instinto de supervivencia, pero además hay razones de las que podemos ser conscientes, solo con fijarnos un poquito, son esas pequeñas cosas que hacen que un día sea especial o que tu vida tenga sentido.

El domingo pasado me pasó uno de esos pequeños detalles. Bajamos con unos amigos y su hijo a ver la presentación de un equipo de baloncesto de integración al nuevo pabellón polideportivo del barrio, en el que tuve bastante que ver para que fuese construido. Al llegar nos encontramos con que los más peques se podían apuntar a un pequeño entrenamiento y en definitiva a jugar un rato, así que bajamos a Antón y a su amigo y los visitieron por encima de su ropa con camiseta y pantalón de baloncesto.

Cuando lo vi así vestido, con su camiseta que le llegaba hasta la rodilla y con el pantalón que le llegaba a los tobillos, como un minijugador debasket una profunda sensación de emoción se apoderó de mi, se me caía la baba. Verlo así vestidocon solo dos añitos y medio me recordó de pronto toda mi juventud y los buenos momentos queme dió ese deporte, losmalosmalísimos también los hubo pero seolvidan. Si algo me pudiese hacer feliz es poder enseñarle a él a jugar albasket, si le apetece claro, poder echar unostiritos con él y sentirme orgulloso, muy orgulloso. Fué genial verlo correr tan feliz, sin parar un segundo y siguiendo siempre a su amigo del alma, porque a él ledaba igual el balón, la canasta y todo, el es feliz jugando y corriendo, y sus padres lo son viéndolo así.

Todavía es muy pequeñajo para hacer ningún deporte, pero si algún día le apetece jugar albasket, estoy seguro que su abuela tiene unacaja llena con mis equipaciones del colegio, de los equipos de Coruña, del OAR deFerrol, del Joventut deBadalona, delCajacanarias y hasta la de la selección española de los tiempos de la olimpiada de Los Ángeles.

Para hinchar el pecho, ni fisioterapia respiratoria ni nada, como lo del domingo no hay nada.

Comments 5 Comentarios »

Analytics Plugin created by Web Hosting

Powered by Hotel Presidentterme